Saltar al contenido

¿Cómo trabajar vendiendo por Internet?

Vender productos desde casa puede ser una grandiosa forma de hacer dinero extra sin el compromiso de cumplir un horario de trabajo. Si eres fanático de los horarios flexibles y de la autonomía en tu trabajo, entonces vender productos puede ser una buena oportunidad de trabajo para ti. En este campo existen dos opciones de ventas:

Ventas de productos prefabricados

Si deseas vender productos que ya tienes en casa, existe una larga lista de páginas web que puedes utilizar: Craiglist, eBAY, Amazon, Etsy, etc. Estos sitios brindan a sus clientes la oportunidad de explorar y conseguir rápidamente lo que están buscando. Además, te evitarás la molestia de crear un sitio web de comercio electrónico independiente. Por otro lado, las redes sociales también son una increíble forma de vender tus productos, plataformas como Instagram o Facebook Market te brindan un alcance directo a la clientela.

Ventas de productos hechos por ti

Crear y distribuir tu propio producto es emocionante y desafiante. Si bien presentar un producto es el primer paso para abrir tu propio negocio, hay mucho más detrás; abarcando las horas de planificación comercial y los esfuerzos de marketing que debes implementar para encontrar personas dispuestas a comprar tu producto. El camino de vender tus propias creaciones no es fácil, pero el orgullo que sientes al ver tu producto siendo exitoso, hace que todo el trabajo valga la pena.

Lo primero que debes hacer después de tener tu producto, es crear un plan de marketing sobre los beneficios y características del producto. También te ayudará a decidir cuáles son las mejores tácticas promocionales que debes usar. Siempre es útil comunicarse con personas influyentes en redes sociales. Colaborar con personas que tienen habilidades y los recursos necesarios puede ser vital para el éxito de tu producto.  Esto te ayudará a poner tu producto en la mente de muchas personas con poco esfuerzo. Teniendo en cuenta que dicha colaboración debe generar un beneficio mutuo para ambos, ninguno de ustedes debe quedar del lado del perdedor.

Dales un vistazo a tus competidores, incluso si no venden el mismo producto que tú. Lo importante es descubrir cuál será el mejor precio para tu producto y como diferenciarlo de sus competidores.

Cuando vendes en línea, debes pensar en las opciones de pago disponibles: PayPal, tarjetas de crédito y débito, Amazon Pay, Apple Pay e incluso monedas digitales. Al igual que con el envío, la cantidad de opciones de pago a tu disposición dependerá de cómo decidas vender en línea.  Para tomar la decisión de pago correcta, necesitas saber cómo quieren comprar tus clientes.

Así que, ya lo tienes. Si decides vender en un mercado como Amazon, en una plataforma de redes sociales como Facebook o en una tienda en línea creada por ti mismo, lo que debes recordar es que, gracias a las plataformas de comercio electrónico, no tienes que elegir. Puedes vender en múltiples canales al mismo tiempo y administrar tu negocio desde la comodidad de tu casa.

 

topmillion.net topmillion.net